Eres el visitante

lunes, 15 de septiembre de 2008

Salmo 133

.

"Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía" Esta parte del Salmo significa que nos consideraremos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, que es una obligación fraternal acostumbrarnos a vivir unificados para animarnos unos a otros. Qué bueno es que los Hermanos moren en unidad, en armonía.

"Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba de Aarón". Este aceite que menciona la Biblia era un aceite muy perfumado y fino que derramaban sobre los sacerdotes y reyes. Este aceite amalgamado es como la asociación de Hermanos en solidaridad. Es como refrescar y confortar al Hermano fatigado o enfermo, es como consolarlo. curarlo, protegerlo, corregirlo.

"Y baja hasta el borde de sus vestiduras" significa que nos debemos derramar ese aceite en toda su integridad. Si me golpeara el justo, sería una bondad amorosa y si me censurará, sería como aceite sobre mi cabeza. Si mis Hermanos fraternales, justos y virtuosos, me reclaman o me corrigen, ese golpe amoroso me debe reconfortar, reavivar, enderezar mi camino de desviaciones y vicios.

"Como el rocío de Hermón que desciende sobre los montes de Sión " Como este abundante rocío condensado de vapores nocturnos del nevado pico, desciende refrescante sobre sus montes bajos, debemos entender que en esto, todos deben conocer que nosotros nos tenemos amor entre nosotros mismos y que debemos ser ejemplo de fraternidad entre todos.

"Porque ahí envía Jehová bendición y vida eterna". La unidad prevaleciente dentro de la masonería es refrescante como el rocío, vivificante como el aceite camino de la verdad y las virtudes, preservadora de la pureza del alma inmortal